Carta de agradecimiento de Catalina y Sergio al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander)

“Finalmente, nuestra espera terminó y después de disfrutar a nuestro hijo Camilo durante las 2 horas que nos regaló antes de abrir sus alitas al cielo, nos queda la satisfacción que le dimos todo nuestro amor.

Queremos reconocer y agradecer infinitamente al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, Cantabria; lugar que fuera nuestro centro médico durante nuestra estadía como estudiantes residentes en España y que en todo momento nos atendieron de la manera más profesional y adecuada a pesar de nuestra condición de extranjeros.

Topamos con la dicha de encontramos con personal interno que nos tendió la mano cuando más lo necesitamos, pues el bebé que esperábamos fue diagnosticado con Síndrome de Patau (Trisomía 13).

Nuestro agradecimiento es general para esa Institución pero no podemos dejar de mencionar personas en el área de Ginecología y Obstetricia como la matrona Fátima Vacas Revilla, quien fuera nuestra guía y apoyo para la atención inicial de nuestro caso cuando pensábamos que todo estaba perdido; y el Dr. Montero, a cargo de brindar el seguimiento a nuestro caso hasta unos días antes de retornar a nuestro país Costa Rica y quien se tomaba el tiempo suficiente para estudiarlo en las ecografías y darnos toda la información posible, a pesar del diagnóstico que tenía nuestro bebé. También deseamos destacar a la genetista, la Dra. Martínez, quien estudió nuestro caso y nos apoyó dándonos todos los estudios sobre nuestro caso.

¡A todos, MUCHAS GRACIAS! Nuestro bebé Camilo llegó a término de 39 semanas y nació por parto natural el 25 de abril del 2018, pesando 2300 gr y midiendo 48 cm. Nos regaló 2 horas de vida y partió sin antes darnos la oportunidad más hermosa de la vida: ¡conocerlo, mimarlo y sobre todo amarlo eternamente!!!

No dudamos que seguir con nuestro proceso de gestación fue la mejor decisión de nuestra existencia ya que, tan valiosa es una vida de muchos años como la que se vive en 39 semanas dentro del vientre y 2 horas fuera de él.

Con Amor, cualquier condición “incompatible con la vida” se acompaña de Esperanza dentro del dolor existente e inevitable, lo cual deseamos externar a ustedes y si fuera el caso, sea trasmitido y utilizado como testimonio para futuras familias en condiciones similares a la nuestra y que tengan que decidir si continúan o no con su proceso de gestación.

Eternamente agradecidos por la atención brindada…

Catalina Chaves y Familia.”