Category Archives: Padres

En esta sección puedes encontrar testimonios de padres que se les ha muerto un hijo durante la gestación o poco después. Si quieres, como padre, familiar o amigo, puedes compartir con nosotros cual fue tú experiencia (hazlo en la pestaña contacta). Pretendemos que sirva para mejorar la actuación de los profesionales, y el apoyo que os prestan los familiares y amigos. Siempre hay profesionales dispuestos a tener en cuenta tu voz y mejorar el servicio que os prestan. También si eres un profesional sanitario puedes compartir tu experiencia: qué cosas hacéis en tu centro de trabajo, cuáles crees que ayudan y cuáles no, cómo se sienten los profesionales…

Valeria: Dos años de amor tras tu muerte

Querida Valeria,

Hoy, 23 de noviembre, en tu segundo cumpleaños queremos seguir recordándote.

No queremos olvidar tus dos horas de vida donde convertiste el dolor en amor y el temor en esperanza. En tu corta vida tocaste los corazones de quienes te tuvimos entre nuestras manos y de quienes te acompañaron durante el embarazo.

En estos dos años hemos vivido numerosos acontecimientos teniéndote siempre presente en el día a día porque, a pesar de que no estás físicamente, sigues acompañándonos en nuestros corazones, compartiendo los buenos momentos y fortaleciéndonos en los malos. Sabes que tenemos un deseo muy especial y te pedimos que intercedas por ello.

Disfruta de tu cumpleaños en el Cielo  rodeada de todos los que te quieren, nosotros lo celebraremos desde aquí.

Llenaste nuestra vida de amor y felicidad dejando a tu paso la huella más hermosa e imborrable 👣

Te queremos, chiquitina 👼🏻

Alejandro y Almudena

Puedes leer más sobre la experiencia de Alejando y Almudena, padres de Valeria:

¿Venció la muerte o el amor?

El tabú de alumbrar un hijo muerto: «Me culpaba a mí misma e incluso a su gemelo por ser más fuerte»

Nieves Mira, 10/Nov/2018
Cada año mueren en España más de mil quinientos bebés en el útero de sus madres a partir de las 22 semanas de gestación. Estas mujeres, sus parejas y sus familias se enfrentan al silencio, al estigma y a la desautorización tanto por parte del Estado (porque sus bebés son enterrados sin constar en ningún sitio, como si nunca hubieran existido) como desde el entorno, que muchas veces es incapaz de comprender la gravedad de este proceso. Ocurre relativamente con baja frecuencia (comparado con los 391.930 niños que nacieron en 2017, por ejemplo), y quizá por ello, no existen protocolos a nivel nacional para tratar a las madres. Los propios profesionales sanitarios demandan formación.

La culpa

Lola perdió a uno de sus gemelos cuando le faltaban apenas diez días para salir de cuentas. Ya pesaban 3 kilos, pero uno de ellos se lio con el cordón umbilical. «La ecografía la veía rara. El médico daba vueltas y notaba que no sabía cómo decírmelo. Nos dijo que no había latido y mi marido no lo comprendía, hasta que le dije yo: ‘Venga, Juan Luis, que es que está muerto’. Hace ya 11 años de aquello y Lola tiene tres hijos, y aunque parece evitarlo, aún se asoman las lágrimas al recordarlo. «Era una situación muy rara, porque tenía a uno de ellos, pero me faltaba el otro. Lloraba todo el rato: lloraba dándole el pecho, me culpaba a mí misma e incluso al otro hermano, porque piensas, ‘¿y si es que este era el más fuerte?’. En su casa, todo estaba preparado para la doble llegada, y fueron sus familiares los que se encargaron de deshacerse de todo la semana que Lola pasó ingresada en el hospital.

«No se asume nunca. Yo siempre me acuerdo de él, sobre todo en los momentos importantes”, comenta Lola. Al principio, según cuenta, ni ella ni su marido podían hablar con nadie. Sí que solicitaron (y tuvieron que insistir) que pasara a verles el psicólogo del hospital público andaluz que les llevaba el embarazo. «Nos dijo las opciones que teníamos para enterrar al bebé y ya está. A mí no me sirvió de ninguna ayuda. Solo pensaba, ‘¿pero cómo voy a ir yo a la tumba de mi hijo a ponerle flores?’”.

(Nadia junto a Raúl y Rocío, sus padres. Foto: Norma Grau)

Continue reading

La vida de Nora

Nerea escribe sobre su experiencia de vida y muerte de su hija Nora. Nerea tiene 25 años y vive en Mendaro. Nora es su primera hija.

4cubiertaLAVIDADENORA

3interiorLAVIDADENORA (Clica encima para abrir)

zubianerea@gmail.com

Para Jorge, en el primer aniversario de su muerte

Hoy hace un año que llegaste, marchándote. Hoy es tu primer cumpleaños, pero también es el primer aniversario de tu pérdida. Tu hermana nos pidió, ya hace algún tiempo, que celebrásemos tu cumpleaños; tiene claro que tú, en tu estrella, la que más brilla, soplarás la vela. Así que hemos estado preparando tu regalo.
Y tu regalo es un árbol. Pero no cualquiera, hemos elegido una sabina de nuestra tierra, tu tierra, Los Monegros. Esa en la que tus padres eligieron vivir y formar un proyecto común, de la que te hubieran enseñado a disfrutar de sus fiestas, sus gentes, sus paisajes… Una sabina plantada en un lugar muy especial, pues lleva consigo el esfuerzo de las generaciones pasadas y la presente por vivir de lo que les gusta, la agricultura; esa profesión de la que tu padre disfruta y a buen seguro te hubiese transmitido su pasión. La elección de tu nombre, Jorge, estuvo clara cuando supimos que significaba, “hombre que cultiva la tierra”.

 Crecerá tu sabina viendo salir el sol por el Alcanadre y esconderse por La Laguna; y en los días claros de invierno, podrá divisar la nieve en los Pirineos. Verá también el trasiego de las siembras y las cosechas. Y los chopos plantados por papá para que sus hijos pudiesen hacer carroza en San Isidro. Y mirando al cielo, el rastro de los aviones al pasar, esos que a tantos lugares tenían que llevarnos… Un poquito de todas esas cosas que nos encantaría poder compartir contigo y de las que ahora somos incapaces de disfrutar.
Hoy en tu estrella, la que más brilla, no estás sólo. Seguro que tu abuela cuida de ti; y desde hace unos días, una gran amiga te acompaña. Nos ha dejado los corazones aún más rotos, pero también una gran lección de vida.
Siempre crecerás en nuestros corazones.
Te queremos Jorge,
Papá, mamá y Natalia

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10156796674333086&id=649698085&ref=bookmarks#

Mi deseo no es convercerte de nada, sólo contar una historia de amor

A las mujeres de mi país (Costa Rica)
Mi deseo no es convencerte de nada.
No puedo juzgarte de ninguna manera ni conozco tus condiciones o tu vida.
Yo soy nada más que una mujer que por circunstancias de la vida, tuvo la oportunidad de abortar legalmente a un bebé destinado a morir por la condición genética que padecía.
Solo quiero compartirte mi historia para que la conozcas y talvez, solo tal vez, te sirva de algo conocer.
Mi esposo y yo teníamos un proyecto de vida que estaba pronto a cumplirse. Por supuesto estábamos sumamente emocionados con la aventura q estaba por comenzar.
Unas cuantas semanas antes de alistar nuestras maletas para emprender el viaje hacia nuestra aventura, nos enteramos de que estábamos esperando a Camilo.
Wowww, fue un shock de sentimientos porque se suponía médicamente que eso era difícil que ocurriera y en la maleta del plan de vida que habíamos preparado, no había espacio para él; pero al final hicimos el espacio y de igual manera emprendimos el viaje con un tono de emoción y preocupación a la vez.
Iba transcurriendo todo muy bien, nosotros felices y ya con la idea bien aceptada de Camilo en nuestras nuevas vidas.
Llegó el día de nuestra primera cita de control ginecológico y nos dieron la noticia que nadie nunca cree o espera recibir: su hijo tiene una malformación genética importante y no va a sobrevivir, es incompatible con la vida.
Shock! Puro shock!!!

Testimonio de una pediatra y tía de un bebé fallecido.

Me llamo Fernanda. Soy mamá de un niño de dos años, Martín, y pediatra. Lo de pediatra lo cuento porque es todo lo contrario a lo que se pueda creer. En mi experiencia, ha sido algo que me ha dificultado, a veces, mi vida personal y mi maternidad. Perdimos hace casi dos años un sobrino, nuestro sobrino Juan, y me gustaría contar cómo lo hemos vivido mi marido y yo.
Me costó mucho quedarme embarazada, estábamos deseando ser padres.. Finalmente, estudios y tratamientos.. Mis cuñados también estaban intentando quedarse embarazados, y también les estaba costando. Finalmente, yo conseguí mi esperado embarazo. Con miedo, no me lo creía del todo.. y poco después mi cuñada también se quedó embarazada. Tan contentas las dos. Por desgracia, ella perdió a su primer bebé en el primer trimestre. Cuando nació mi hijo Martín, mis cuñados se volcaron mucho con él, le dieron mucho amor. Al poquito, mi cuñada se volvió a quedar embarazada. ¡¡Qué alegría!! Mi sobrino Juan fue muy esperado. Hicimos muchos planes juntos. ¡El primer cumpleaños de Martín lo celebraríamos con Juan! En las últimas semanas de embarazo, mi sobrino no cogía bien peso y a su mamá le programaron una cesárea (porque venía de nalgas), a las 37 semanas.

Continue reading

Carta de agradecimiento de Catalina y Sergio al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander)

“Finalmente, nuestra espera terminó y después de disfrutar a nuestro hijo Camilo durante las 2 horas que nos regaló antes de abrir sus alitas al cielo, nos queda la satisfacción que le dimos todo nuestro amor.

Queremos reconocer y agradecer infinitamente al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, Cantabria; lugar que fuera nuestro centro médico durante nuestra estadía como estudiantes residentes en España y que en todo momento nos atendieron de la manera más profesional y adecuada a pesar de nuestra condición de extranjeros.

Topamos con la dicha de encontramos con personal interno que nos tendió la mano cuando más lo necesitamos, pues el bebé que esperábamos fue diagnosticado con Síndrome de Patau (Trisomía 13).

Nuestro agradecimiento es general para esa Institución pero no podemos dejar de mencionar personas en el área de Ginecología y Obstetricia como la matrona Fátima Vacas Revilla, quien fuera nuestra guía y apoyo para la atención inicial de nuestro caso cuando pensábamos que todo estaba perdido; y el Dr. Montero, a cargo de brindar el seguimiento a nuestro caso hasta unos días antes de retornar a nuestro país Costa Rica y quien se tomaba el tiempo suficiente para estudiarlo en las ecografías y darnos toda la información posible, a pesar del diagnóstico que tenía nuestro bebé. También deseamos destacar a la genetista, la Dra. Martínez, quien estudió nuestro caso y nos apoyó dándonos todos los estudios sobre nuestro caso.

¡A todos, MUCHAS GRACIAS! Nuestro bebé Camilo llegó a término de 39 semanas y nació por parto natural el 25 de abril del 2018, pesando 2300 gr y midiendo 48 cm. Nos regaló 2 horas de vida y partió sin antes darnos la oportunidad más hermosa de la vida: ¡conocerlo, mimarlo y sobre todo amarlo eternamente!!!

No dudamos que seguir con nuestro proceso de gestación fue la mejor decisión de nuestra existencia ya que, tan valiosa es una vida de muchos años como la que se vive en 39 semanas dentro del vientre y 2 horas fuera de él.

Con Amor, cualquier condición “incompatible con la vida” se acompaña de Esperanza dentro del dolor existente e inevitable, lo cual deseamos externar a ustedes y si fuera el caso, sea trasmitido y utilizado como testimonio para futuras familias en condiciones similares a la nuestra y que tengan que decidir si continúan o no con su proceso de gestación.

Eternamente agradecidos por la atención brindada…

Catalina Chaves y Familia.”

Carta de agradecimiento de Catalina y Sergio a la Red el Hueco de mi Vientre

Finalmente, el pasado 25 de Abril nuestra espera terminó y después de disfrutar a nuestro hijo, tenemos la satisfacción que le dimos todo y solamente conoció Amor.

Esta red no es únicamente una red de apoyo. Es un conjunto de ángeles que interceden por milagros. Nuestro milagro se llama Camilo y vivió 39 semanas de gestación y 2 horas; y se quedó para siempre en el seno hermoso y cada vez más unido de nuestra familia.

La red significó el abrazo recibido cuando estuvimos más confundidos y desorientados que nunca, viviendo un triste invierno en un país extranjero posterior a detectarnos que nuestro bebito padecía de trisomía 13 y donde “la solución usual era interrumpir el embarazo”.

Pese a que decidimos que lo más conveniente era retornar a nuestro país natal, Costa Rica, para terminar el embarazo y esperar la llegada de Camilo, la red nunca se separó de nosotros ni nosotros de ella. Seguimos sintiéndonos tan apoyamos como el día uno, cuando aparecieron los primeros ángeles, liderados por Emma (Manuela Contreras García), en nuestro piso en España.

¡Hoy día estamos tan orgullosos y agradecidos con la Red por habernos orientado a tomar la mejor decisión de nuestra vida, la cual evidentemente iba a ser dolorosa pero llena de amor! ¡Mil Gracias por apoyarnos cuando más lo necesitamos!

En nuestro país solo existe la interrupción legal del embarazo cuando se atenta contra la vida de la madre, por lo que ya aquí nos percatamos que éramos un caso entre muchos otros, y ya se había recorrido bastante camino y existía una vasta experiencia a nivel de perinatólogos, hospitales, obstetras y cuidados paliativos perinatales para casos incompatibles con la vida iguales o similares al de nuestro Camilo. Fue un gran alivio ya que no éramos un caso aislado como nos sentíamos en España apostando por una “vida condenada a la muerte temprana” o como le llaman en términos médicos “un feto diagnosticado con una enfermedad incompatible con la vida”.

En fin, gracias por creer en nosotros y en nuestro Camilo, quien aparte de cambiarnos la vida por siempre, honró la gran labor que ustedes hacen dentro del dolor de muchas familias, al demostrarnos que el amor es más grande que cualquier condición incompatible con la vida y que además el optar por la interrupción del embarazo para estos casos no debería ser lo usual y gracias a su legado ya se está abriendo camino en el derecho ante la vida.

Infinitamente agradecidos: ¡¡¡Catalina, Sergio, Ignacio y Camilo!!!

Lactancia materna después de la muerte de un hijo durante la gestación

Tras una pérdida gestacional, un trago tan duro y amargo para una madre, viene la soledad, la duda y la incomprensión de todo lo ocurrido, en medio de todo eso, está la leche, la leche que fluye y ¿qué se hace entonces?

Madres coraje como Julia nos cuentan su historia en primera persona poniendo voz a tantas otras que han recorrido este camino, para que sepan que no están solas y que hay apoyo y recursos para ellas y sus familias…

Estaba embarazada de 27 semanas cuando perdí a mi bebé. Dejé de sentir sus movimientos. Me tomé un vaso de chocolate caliente con un montonazo de azúcar para ver si reaccionaba y al seguir sin sentirlo me fui a urgencias. Allí me confirmaron que ya no tenía latido y me dijeron que tenía que dar a luz a mi bebé sin vida.

Continue reading

“Te dicen que tu hijo ha muerto y te quedas en estado de shock”

Un reportaje de Jorge Napal. Fotografía Iker Azurmendi – Lunes, 7 de Mayo de 2018 – Actualizado a las 06:03h (Noticias de Navarra)

La donostiarra Sara Fernández de Barrena relata la dura experiencia de perder a su bebé en el momento de provocarle el parto: “solo encontré consuelo en la Red solidaria ‘el hueco de mi vientre”

Discurría la semana 40, ya salida de cuentas, cuando Sara Fernández de Barrena vivió uno de los peores momentos de su vida. No había sido fácil quedarse embarazada pero menos aún encajar el duro golpe que le acababa de asestar el destino. Perdió al bebé cuando estaban a punto de provocarle el parto: “Dejó de moverse, fuimos a urgencias y nos dijeron que no había nada que hacer. Al parecer, se había ahogado con el cordón umbilical. Fue un palo. Llevábamos muchísimo tiempo esperando el embarazo y lo perdimos en el último momento. Fue una experiencia muy dura. En esos momentos sientes que la gente no te entiende. No han conocido al niño y te dicen que tienes que pasar página, que ya tendrás más. Te lo dicen con la mejor intención, pero te hacen sentir muy mal”. Continue reading