Category Archives: Solidaridad en el dolor

Es posible que experiencias de gran dolor como supone la muerte de un hijo, (o una enfermedad, o….) nos lleven a salir de nosotros mismos, a ser más sensibles al dolor de otros, a querer darle una respuesta adecuada. Es posible que experiencias de dolor sean un camino para construir un mundo más justo. En esta sección podrás encontrar testimonios de personas que viven esta experiencia así.

“La adversidad tiene el don de despertar talentos que en la comodidad hubieran permanecido dormidos.” (Horacio 65 A.C.)

“Las personas más bellas con las que me he encontrado son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida, ya han encontrado su forma de salir de las profundidades. Estas personas tienen una apreciación, una sensibilidad y una compresión de la vida que los llena de compasión, humildad y una profunda inquietud amorosa. La gente bella no surge de la nada” (Elisabeth Kubler Ross)

“Yo tenía un hueco en el vientre que al principio me resultaba insoportable. Cómo se puede vivir, amar, trabajar, criar, disfrutar, cuando tienes un agujero, estás rota, no estás entera. Me sentía en todas partes fuera de lugar, por mi agujero en el vientre. Pero al final acepté que no iba a rellenarse ese agujero. Nunca. Un día de pronto caí en la cuenta con mucha emoción que un agujero no tiene por qué ser algo tétrico, estéril, triste y negro. Un agujero es el hueco de la guitarra, es una maravillosa caja de resonancia. ¿No podría ser mi hueco del vientre la caja de resonancia para el dolor de otros? Quizá yo podría hacer sonar en mí algo de aquello que callan los inocentes, los que sufren, los olvidados, los pobres… Un hueco puede ser también un refugio. Un lugar seguro. En un hueco cabe alguien, sirve para acoger a otros, un lugar en el que entrar. Como los refugios de la guerra civil. Quizá a mi me sirviera el agujero para atender mejor a otros, para aliviar mejor el dolor, que es mi profesión.” (Pilar Gómez – Ulla. Psicóloga de Familiae. Colabora en la red “el hueco de mi vientre”)

Mariangélica Lasso escribe su historia como madre de un bebé en el cielo

Mariangélica Lasso de Chang presentará este martes 16 su libro ‘Marco Aurelio. Historia de una madre y su bebé en el cielo’, una obra que invita a la reflexión tras la pérdida de un hijo.

Las ganancias que se generen de la venta de este libro serán destinadas al Hogar de Nuestra Señora, dirigido por las Hermanas del Buen Pastor, en San Sebastián, y al Hogar de la Divina Gracia, en Arraiján, que acogen a madres adolescentes embarazadas y niñas que han sido violadas.

Por azares de la vida, el corazoncito de Marco Aurelio -­el segundo bebé que Maríangélica Lasso de Chang llevaba en su vientre-­ se detuvo sin tener la oportunidad de abrir sus ojos y contemplar el mundo real.

Mariangelica-Lasso-Marco-Aurelio-Historia_LPRIMA20160811_0027_34

Apenas tenía 7.5 meses de edad gestacional cuando su mamá sintió que algo extraño había ocurrido en su embarazo. “Yo fui la que informó a mi doctor que algo pasaba; él no me creía hasta que hicimos el ultrasonido y se pudo confirmar mi presentimiento”, dijo. Continue reading

Entrevista a Gustavo Berti. Impulsor de los grupos Renacer

Esta semana, con #PerderUnHijo como hashtag, entrevistamos al autor de Donde la palabra calla, de editorial Grijalbo, libro que escribió junto con su esposa Alicia Schineider, tras la muerte de su hijo Nicolás (07/01/2016)

“Nosotros éramos una familia como tantas, quizás como la tuya. Gustavo, dos hermosos hijos, Nicolás y Luciana, y yo. Vivíamos con alegrías, proyectos y altibajos comunes a todas las familias. Pero un día Nicolás, de 18 años, fue al cumpleaños de un amigo y murió en un accidente. Atravesé, al igual que toda la familia, esa noche oscura y sentí la desesperanza y el miedo a toda una vida sin sentido, en una especie de nada eterna que terminaría con mi muerte”, escribe Alicia Schneider, en una descarnada confesión de una madre a la que le duele el corazón.

Atravesar por semejante experiencia transformó su vida y la de su marido, el neurocirujano Gustavo Berti, para siempre. “No tiene sentido intentar volver a ser la persona que eras antes de perder a tu hijo. Esa persona ya no existe más”, detalla el padre. Esta pareja cordobesa decidió atravesar su duelo como una experiencia transformadora. Después, llegó la hora de compartir eso que habían aprendido con los demás. Entonces formaron el grupo “Renacer”, que nuclea a padres que perdieron a sus hijos.

1Berti Continue reading

Entrevista a Cori Salchert

 

Realizada por: Red el Hueco de Mi Vientre

Esta enfermera, madre de 8 hijos biológicos, y otros niños adoptados y acogidos, ha hecho de su vocación profesional y de su propia familia un lugar de acogida para bebés en situaciones desesperadas. Vive en Sheboygan (Wisconsin, EEUU) y responde para la Red el Hueco de Mi Vientre algunas preguntas.

EntrevistaCS

Continue reading

La belleza se encuentra en el lugar menos esperado

Por Catherine L’Ecuyer

La Belleza se encuentra en el lugar en el que menos esperamos encontrarla. Que le pregunten a Kelle Hampton.

 Kelle Hampton está casada, tiene dos niñas, es bloguera y fotógrafa. Antes de nacer su segunda hija, Nella, reconoce haber tenido una vida muy fácil. Según ella, lo más doloroso hasta entonces había sido tener a su marido de viaje más de un día. lecuyer

Continue reading

How one mom’s extraordinary love transforms the short lives of hospice babies

Cori Salchert calls the home she shares with her husband, Mark, a “house of hope.” A former perinatal bereavement nurse with eight biological children, Salchert began adopting what she calls “hospice babies” —babies with life-limiting or terminal diagnoses — in 2012.

Salchert says these babies come from families who find it difficult to deal with the condition their child was born with. Many step away because they can’t bear to witness the end of their child’s life.

The first of the Salcherts’ hospice babies, Emmalynn, lived for 50 days before dying while cradled in Cori’s arms. Since then, the Salcherts and their children have made it their mission to care for as many babies that need it.

The family first told their story to the Sheboygan Press earlier this month. Here, Cori Salchert tells TODAY’s Terri Peters about the road that led her to shelter these sick children in their final days.

today-salchert-inline-8-160114_21edefe2c001546b5c34ea8dc2b608b7_today-inline-largeSalchert’s daughter, Johanna, 22, helps her bathe Charlie.

Continue reading

Protestan en San Félix contra la violencia a pesar de provocación de grupo parapolicial

La fundación por la dignidad sagrada de la persona humana la crearon un grupo de madres de Ciudad Guayana (Venezuela), cuyos hijos fueron asesinados a causa de la violencia: “Necesitaban romper con la cadena de la resignación y dar paso a una lucha contra la impunidad que envuelve a esta ciudad y a toda Venezuela”. “No hay dolor más grande para una madre que perder a su hijo. Hemos transformado el dolor en la lucha por la justicia”, dice Aida Noruega, su presidenta.AIDANOGUERA2

Continue reading

Teddy vivió sólo dos horas pero salvó varias vidas al ser el donante más joven del mundo

  • Nació con anencefalia y apenas sobrevivió 100 minutos.
  • A sabiendas de que viviría poco tiempo, lo hicieron donante de órganos.
  • El pasado lunes fue galardonado como ‘Orgullo de Gran Bretaña’ a título póstumo.TEDDYANANCEFALIA

Mike y Jess Houlston, una pareja británica, esperaba el nacimiento de gemelos con alegría hasta que una terrible noticia les golpeó a las doce semanas de gestación: uno de los bebés no estaba desarrollando su cráneo y sufría de anencefalia, una rara enfermedad.

Durante el resto de la gestación, Mike y Jess tomaron una decisión: convertirían a Teddy, que así se iba a llamar el bebé, en donante de órganos. Finalmente, el 22 de abril del pasado año nacieron Teddy y su gemelo Noah.

El pequeño Teddy nació sin cráneo y apenas sobrevivió 100 minutos, lo justo para que sus padres se fotografiaran con él. Cuando falleció, sus pequeños órganos fueron empleados para donaciones, convirtiéndose así en el donante más joven del mundo.

Madres africanas lloran, denuncian y luchan juntas por la muerte de sus hijos, hermanos, amigos…

¡SON NUESTROS HIJOS!

La gran cantidad de mujeres, a veces con sus hijos, a bordo de embarcaciones que se hunden en el Mediterráneo, rara vez es mencionada y destacada. ¿Por qué? Porque contrariamente a las violencias domésticas, sexuales y sexistas cuya instrumentalización permite justificar la injerencia, la violencia inaudita del sistema capitalista y depredador es ocultada. Pero, en el drama de la emigración, las mujeres están omnipresentes en tanto que madres, esposas y emigrantes.

Cada emigrante engullido por el Mediterráneo o por el desierto es uno de nuestros hijos. Los gritos de los que hoy perecen en el fondo de las calas se añaden a los que se han hundido en el vientre del Atlántico en los tiempos malditos de la trata, inscritos tanto en nuestra carne como en nuestra memoria.

En tanto que madres, sobre la escena del mundo globalizado, vemos desplegarse el destino de nuestros hijos convertidos en parados, emigrantes «clandestinos», narcotraficantes, rebeldes y, actualmente, yihadistas. No bajamos los brazos. Desde los acontecimientos de Ceuta y Melilla, hemos, por nuestra parte, alertado e intentado encontrar alternativas a esas partidas de la desesperación, así como una vida digna para aquellos que nos son devueltos con la muerte de los otros en su alma atormentada. Pero ¿cómo retenerlos en el contexto económico descrito?

Desde Thiaroye en Senegal, las madres y las viudas de los emigrantes desaparecidos en el mar, con la valiente Yayi Bayam Diouf a la cabeza, han venido a vernos a Bamako, en Malí. Después, con las madres y las viudas de los emigrantes malienses desaparecidos en las mismas condiciones, nosotras hemos ido a su vez a Thiaroye donde, al borde de la mar glotona que devora a nuestros hijos, nos hemos recogido. Hemos rezado por aquellos que ya no están y por los supervivientes, más bien los muertos-vivientes, que nos son devueltos.

Porque somos esas madres inquietas y pensantes, porque nuestros hijos están en peligro, porque nuestro mundo vacila, asustado pero ciego y sordo a su dolor, permanecemos vigilantes y rechazamos que ellos sean sacrificados sobre el altar del mercado rey.

africarobo

Continue reading

Niños empobrecidos viven el duelo exigiendo justicia

Hay duelos y duelos… Empresas españolas son responsables de más de 1300 muertos en Rana plaza en Bangladesh. Estos niños que perdieron a sus padres viven el duelo exigiendo justicia. Un grito a nuestras conciencias.

niñosbangñadesh

90 segundos tardó en derrumbarse el precario edificio de 9 plantas de Rana Plaza (Dhaka, Bangladesh) con más de 5000 trabajadores que confeccionaban ropa para ser vendida en los países enriquecidos. 90 segundos que dejaron 1313 muertos, 2500 heridos, y más de 800 huérfanos.Las investigaciones posteriores han demostrado que los trabajadores muertos en Rana Plaza cosían ropa para prestigiosas marcas como Benetton, Alcampo, Carrefour, H&M, C&A, y las españolas MANGO y El Corte Inglés.
La catástrofe de Rana Plaza es sólo la punta del iceberg de las condiciones de trabajo de los empleados de las empresas textiles. En España, la deslocalización de las empresas textiles ha traído paro aquí y esclavitud en los países empobrecidos…además de pingües beneficios a sus accionistas. INDITEX, MANGO Y El Corte Inglés están en la lista negra de trabajo esclavo en la India según la campaña “Ropas Limpias”. INDITEX ha sido denunciada por esclavitud infantil en Marruecos, Portugal, Brasil, India y Bangladesh

Fotógrafos ponen su profesión al servicio de padres en duelo

 “Now I Lay Me Down To Sleep” (ahora me voy a dormir), un emotivo proyecto que pone en contacto a fotógrafos voluntarios, por todo el mundo, con padres que han perdido a su hijo, pero quieren tener una imagen de esos instantes en que estuvo en sus brazos y guardar esa instantánea para siempre.

ahoramvoyadormir1 Continue reading