Trinidad: Una madre solidaria

Creyó en Dios SOLIDARIDAD.
Y a los más pobres entregó su vida, junto a su marido.
Pasó por la experiencia de muerte perinatal de hijos.
Su vientre albergó no sólo a sus hijos. Su maternidad, su vocación de cuidar, de crear, de dar vida fue más allá.
Murió con 94 años el 21 de Marzo. Varias personas de la Red el Hueco de mi Vientre tuvimos la suerte de conocerla y nos acordamos de las palabras que un día nos dijo: “Tenéis que perdornarnos por no dejar desarrollar vuestra iniciativa, que siempre es buena en sí, ya que es postura creativa y aunque no lo fuera, la libertad está en el derecho del otro a equivocarse.” Nosotros siempre sentimos vuestro “empujón” para un mayor compromiso solidario.
Queremos publicar hoy una foto suya, dos días antes de morir: Sirviendo con alegría.

 

Trnidad