El duelo por los hijos que no se tendrán. Esterilizaciones forzosas a mujeres pobres.

Una mujer demanda al gobierno chino después de que una esterilización forzada la dejara con problemas de salud

 INTERNATIONAL SARAH ZAGORSKI 03 de febrero de 2015 |   16:52 BEIJING, CHINA

En un acto audaz y sin precedentes, una mujer china ha demandado al gobierno por obligarla a hacerse una ligadura de trompas, que es un procedimiento quirúrgico en el cual se cortan y bloquean las trompas de Falopio de la mujer. En 2012, los miembros del Comité de Planificación Familiar del Condado de Dayuan llevaron a Xia desde su casa a un hospital, en el cual se la este

Según la Voz de América (VOA), dos años después de la cirugía, a Xia se le diagnosticó síndrome de congestión pélvica, una enfermedad causada por venas varicosas en la parte inferior del abdomen. Ahora, Xia cree que debe ser indemnizada por los honorarios médicos y por el daño psicológico causado por la esterilización. Sin embargo, por desgracia, el Tribunal rechazó el caso de Xia porque dicen que sus problemas de salud no están relacionados con la esterilización forzada.

mujereschinasobligadasbaortar

Por el contrario, analistas legales dicen que la demanda es significativa, ya que es el primer caso de un ciudadano chino que intenta demandar al gobierno por esterilización forzada. Xiong Jing, una activista de Feminist Voice, un grupo por los derechos de la mujer en Beijing, habló sobre el caso: “esto le sucede a muchas mujeres rurales en China. Xia no es el único caso, pero ella ha sido la primera en presentar una demanda al gobierno y pedir una indemnización.

Susan Finder, una abogada que ha estado estudiando el sistema judicial chino durante más de 20 años, le dijo a VOA que aunque el caso de Xia ha sido rechazado, podría provocar una reforma de la ley: “este es un pequeño caso. Hay miles de casos en los tribunales chinos, pero éste debe considerarse como una evolución positiva, que Xia es consciente de sus derechos legales e hizo algo al respecto”.

 William Nee, investigador de Amnistía Internacional en China, dice que como resultado de la política china del hijo único, el gobierno ha obligado a mujeres como Xia a someterse a abortos o esterilizaciones: “la ironía es que los datos demográficos actuales de China indican que se están enfrentando a una potencial crisis de baja poblacional. Ciudades como Shanghai tienen algunas de las tasas de natalidad más bajas del mundo.”

 LifeNews informó previamente que en 2013 una mujer llamada Shen Hongxia murió después de una esterilización forzada, que se llevó a cabo en contra de las órdenes de un médico. Ya tenía dos hijos y su muerte les dejó huérfanos de madre. Reggie Littlejohn, presidenta de los derechos de las Mujeres sin Fronteras, expresó su opinión en contra de las esterilizaciones forzadas después de la muerte de Hongxia: “El Partido Comunista Chino admitió recientemente que había realizado 196 millones de esterilizaciones. Estas esterilizaciones muy a menudo dejan a las mujeres destrozadas y mutiladas, y pueden a veces ser mortales. Supe por primera vez sobre la brutalidad de la política china del hijo único cuando representé a una mujer que había sido esterilizada contra su voluntad. Los funcionarios de Planificación Familiar literalmente arrastraron a la mujer fuera de su casa, pataleando y gritando, la sostuvieron sobre una mesa y la abrieron sin anestesia. La mujer dijo que sentía como que alguien la estaba quemando por dentro con un soplete. Desde entonces ha vivido con ese dolor crónico”.