Forman a enfermeras para atender a padres en la muerte perinatal de sus bebés

Granada, 25 may (EFE).- El Colegio de Enfermería de Granada (Codegra) ha formado a enfermeras, matronas y residentes de obstetricia en buenas prácticas de atención y acompañamiento a padres que sufren la muerte perinatal o gestacional de sus bebés y para impulsar el diseño de protocolos que mejoren el duelo.

El órgano colegial ha ofrecido este curso teórico y práctico y que se sustenta en las evidencias científicas para ofrecer a especialistas un abanico de buenas prácticas y presentar las estrategias más eficaces para abordar este tipo de situaciones.

El presidente del Colegio de Enfermería, Jacinto Escobar, ha explicado en un comunicado que el curso da a los profesionales las herramientas teóricas y prácticas para que sepan comunicar este tipo de noticias y acompañar a los padres que se enfrentan a la muerte gestacional o perinatal de sus bebés.

“No existe un protocolo ni nacional ni regional, pero esta formación especializada les enseña a comunicar la noticia, a facilitar a los padres la elaboración de recuerdos o a conducirlos en la despedida del bebé”, ha explicado la enfermera formadora Sonia Pastor Montero.

Durante las horas teóricas y prácticas de formación, los alumnos han aprendido habilidades emocionales, claves en la gestión de tiempo, los derechos que asisten a los padres en este tipo de muertes o las gestiones que corresponde hacer a los sanitarios.

La psicóloga especialista y fundadora de la red “El Hueco de mi Vientre”, Pilar Gómez-Ulla, ha destacado la importancia de permitir a los padres tomar decisiones ante la muerte de sus bebés adaptadas a sus valores y creencias, para lo que necesitan saber las opciones con las que cuentan, alternativas que les deben comunicar especialmente matronas y enfermeras.

Pilar Gómez-Ulla en un curso en el HU Marqués de Valdecilla Santander

“El equipo sanitario debe favorecer el encuentro, permitir la recogida de recuerdos, porque tenerlos facilita el proceso de duelo y no tenerlos genera más sufrimiento”, ha añadido esta experta en la gestión de la muerte gestacional o perinatal.

La Sociedad Española de Ginecología ultima un protocolo a nivel nacional y el curso ha servido para que, personal especializado, teja una red de cooperación que desarrolle métodos para atender del mismo modo a todos los pacientes que se enfrenten a estas circunstancias en la provincia.

Pastor ha destacado la importancia de que los sanitarios tengan la preparación suficiente para empatizar con unos padres que están diciendo al mismo tiempo hola y adiós a su bebe.

“Van a ser padres para siempre pero solo van a estar con el hijo presente un rato y el entorno debe trabajar para que ese poco tiempo tenga significado”, ha añadido Gómez-Ulla.

Las evidencias científicas apuntan que un acompañamiento adecuado resulta clave en la recuperación emocional saludable de la mujer y de su pareja, ayuda a prevenir secuelas psíquicas y permite detectar una posible necesidad de ayuda psicológica. EFE