Mi chiquitina nació a través de una cesárea programada en la semana 32 y se suponía q todo saldría bien

Hola. No sé muy bien cómo dar forma a este mensaje, puesto que enfrentarme a estas letras es tremendamente doloroso, supongo que igual que el de todas las mamás que contactan con vosotras, lo sé.
Casualidades del destino, mientras estaba ingresada en maternidad vi los carteles de vuestro último encuentro aquí, sin embargo, en esos momentos yo confiaba en que alcanzar un final feliz después de un muy complicado embarazo.
Mi chiquitina nació a través de una cesárea programada en la semana 32, y se suponía q todo saldría bien, contando con un paso por una incubadora y nada más. Ella nació y no respiró, y sufrió 2 reanimaciones en las primeras 24 horas de vida. Luchamos por su vida durante 21 días, en las unidades de cuidados intensivos tanto de León como de Coruña y el 16 de noviembre entre mis brazos y con toda la ternura y entereza que me quedaba, la dejé irse.
Tengo otra pequeña que acaba de cumplir los 3 años y que ha sido mi refugio, mi luz y mi motor durante este tiempo, pero que a su vez pregunta por su hermana, la dibuja, la refleja en sus juegos y sé que nota mi tristeza aunque yo me empeñe en sonreír le más que nunca.

Henricfrase
El entorno te dice que sigas y “olvides”, que el tiempo lo curará, que debo vivir cada día pensando en lo que tengo y no en lo que he perdido. No digo que no tengan razón, pero nadie me explica cómo hacerlo… Y yo no puedo ni quiero olvidar. Soy su madre, aunque no la tenga a mi lado.
Encuanto a la ayuda profesional que me han dado… no sé ni que decir. Orfidal para dormir y Escitalopram para enfrentar el día ; pero nada de trabajar sentimientos, de ayudarme a enfocar este capítulo tan importante de mi vida.
Me gustaría muchísimo poder conoceros, y compartir algo con vosotras, con alguien que me diga “te comprendo, porque sé de corazón lo que sientes porque yo también me sentí así, también tuve esas dudas, esos pensamientos y sentimientos; pero también te digo que se puede ir hacia adelante porque todas hemos sido capaz de hacerlo, se puede”. Necesito mucho oír esas palabras.
No sé cuales son vuestros días de “atención” o cómo lo hacéis. Me siento muy sola en esto y creo que un día yo podría ayudar también (no os he dicho que soy trabajadora social, de profesión).
Muchas gracias por vuestra atención y de corazón espero poder compartir este proceso con vosotras.