Tag Archives: caracetrísticas duelo perinatal

Amar, duelar y sanar colectivamente: una necesidad universal

Hace algunos días, leímos una noticia que de inmediato nos remitió a un pedacito de nuestra historia y fue el impulso necesario para escribir este artículo.

Un equipo de biólogos observó hace pocos meses en costas cercanas de Estados Unidos y Canadá, una afligida madre orca (que llamaron J35) llevando a su cría muerta, luchando para empujarla a través de una corriente de 4 nudos, y haciendo profundas inmersiones para recuperarla cada vez que se le caía de la cabeza y se hundía.

Apenas nacida, la cría de J35 vivió aproximadamente media hora. Ella se ha negado a dejarla ir, nadando durante 17 días con el cuerpo inerte sobre su cabeza, lo cual es una expresión de dolor que los biólogos han documentado en ballenas y delfines en todo el mundo [i].

Autora: Lori Christopher “See me”

Continue reading

Carta de una tía-abuela al personal de un crematorio

Estimados Empleados;

 Me dirijo a vosotros con la intención de transmitiros, el Amor que ha dejado en mi corazón, el bebé Mateo, que ha sido incinerado en este crematorio.

Escribo estas palabras en mi propio nombre, en el nombre de mi familia, especialmente en el de mis sobrinos Sonia Lima y Carlos Steven Pérez, los papás de Mateo y también en nombre de todas las familias que han perdido un bebé como nosotros lo hemos perdido.

Ayer, la persona que nos atendió, muy amable y educadamente, seguro que sin querer y para poder justificar el por qué en la placa había que poner el nombre de Sonia Lima, llamó a nuestro bebé “Feto” y dijo que, al no haber nacido, no podía ponerse su nombre por no estar registrado en el Registro Civil.

Sé que solo cumplía con su trabajo y por eso y con todo el Amor de nuestro niño, os escribo, para invitaros a reflexionar que por encima de leyes y normas, está el AMOR.

Mi sobrina, ha tenido que PARIR a su hijo, con todo lo que conlleva un parto, aún sabiendo que nacería sin vida. La Fuerza que ella ha sacado, ha sido la de el

AMOR POR SU HIJO.

Por eso, os pido de todo corazón, POR FAVOR, que la próxima vez que os encontréis con otra familia como la nuestra, que los miréis a los ojos para que podáis sentir que ellos están despidiendo a su AMADO BEBÉ.

 Gracias infinitas y Espero que estas palabras resuenen en vuestros corazones.

 Un saludo

 Beatriz Lima, Tía Abuela de MATEO PÉREZ LIMA

 En Madrid a 23 de Abril de 2019

El amor por Lúa sigue vivo

Hoy justo hace un año que Lúa llegó a nuestras vidas. En ese instante, al tiempo que le dábamos la bienvenida acogiéndola en nuestros brazos, nos despedíamos de ella sintiéndo el gran vacío que dejaba en nosotros. De esta experiencia nace “La Geometría del Ombligo”, un proyecto audiovisual sin ánimo de lucro que intenta abordar el tema de la muerte durante o después del embarazo y el proceso de duelo que sigue a este tipo de pérdidas. Pérdidas que en muchos casos se silencian, pasan desapercibidas o no se les da la importancia que tienen.

A través de los testimonios de profesionales sanitarios, expertas en duelo, madres, padres y familiares que han vivido en primera persona situaciones de este tipo, intentamos hacer un retrato de la forma en que se aborda la muerte gestacional, perinatal y neonatal a nivel social y personal.

Link: http://sinmapa.org/la-geometria-del-ombligo/

Lúa, feliz cumpleaños…

My Beautiful Baby 13 Weeks

Un vídeo que habla sobre la importancia y el consuelo de hacer un ritual, ceremonia y despedida de la presencia física del hijo. También en edades tempranas de la gestación. A pesar de que la disposición privada del cuerpo no se esté ofertando desde los hospitales a las familias. A pesar de que algunos profesionales digan que lo que las familias hagan con el cuerpo no tiene gran importancia….. A pesar de esto familias creyentes, agnósticas o ateas, van decidiendo cosas diferentes en estos casos de hijos que mueren en tan tempranas edades de gestación.

Algunos entierran el cuerpo en lugares especiales para ellos, hacen ceremonias religiosas o no religiosas…..

Este vídeo muestra imágenes hermosas de una ceremonia religiosa.

 

Gracias por venir, pequeña

Querida hija

Te hemos amado los dos meses que hemos estado contigo. Sentimos que te fueras tan pronto. Siempre estarás en nuestro corazón y formarás parte de nuestra famiñia

Gracias por venir, pequeña

Saco gestacional intrauterino: 19.8 mm. Embrión sin latido: 5.6 mm. Amor: INFINITO

Tríptico de la AEBLH sobre donación de leche tras muerte perinatal de un hijo

La Asociación Española de Bancos de Leche ha presentado un nuevo tríptico con el fin de informar sobre la posibilidad de donar leche después de la pérdida del bebé. En el documento, se informa sobre diferentes aspectos del manejo de la lactancia en este situación y ofrece la opción de la donación en caso de duelo.

Puedes descargarlo: http://participa.bancosangrearagon.org/wp-content/uploads/2019/04/Triptico-versio%CC%81n-descarga.pdf

De esta manera, el texto explica que las mujeres cuyo hijo ha fallecido y donan su leche refieren que les alivia y reconforta pensar que de esta manera pueden contribuir al bienestar de otros recién nacidos. Asimismo, ofrece respuestas a algunas cuestiones que pueden surgir al respecto: ¿por qué se continúa produciendo leche?, ¿cómo puedo extraerla? o ¿cómo se pueden evitar algunas molestias?

Para mayor información se puede poner en contacto con la AEBLH (913908811) o con el Banco de Leche Materna de Aragón (876764300).

Fuente: http://participa.bancosangrearagon.org/news/la-aeblh-publica-un-documento-para-explicar-como-manejar-la-lactancia-en-caso-de-duelo/

Recuerdos que se entregan en hospitales de Barcelona

Certificado de nacimiento simbólico Hospital Clinico:

Caja de recuerdos Hospital Clínico:

De un tamaño menor para ILE:

Caja de recuerdos Hospital Sant Joan de Deu:

Presentes en el Seminario: Pérdida gestacional y duelo perinatal

Con la charla “muerte intrauterina y perinatal: Vivencias, experencias de las familias y profesionales”, Pilar Gómez-Ulla, psicóloga, madre, y miembro co-fundador de la Red el Hueco de mi Vientre, colaboró en este Seminario organizado por el Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal.

Coincidió el día con el 11º aniversario de la muerte de su hija María.  Recordándole y amándole en el trabajo. Un legado de 11 años de amor.

El tabú de alumbrar un hijo muerto: «Me culpaba a mí misma e incluso a su gemelo por ser más fuerte»

Nieves Mira, 10/Nov/2018
Cada año mueren en España más de mil quinientos bebés en el útero de sus madres a partir de las 22 semanas de gestación. Estas mujeres, sus parejas y sus familias se enfrentan al silencio, al estigma y a la desautorización tanto por parte del Estado (porque sus bebés son enterrados sin constar en ningún sitio, como si nunca hubieran existido) como desde el entorno, que muchas veces es incapaz de comprender la gravedad de este proceso. Ocurre relativamente con baja frecuencia (comparado con los 391.930 niños que nacieron en 2017, por ejemplo), y quizá por ello, no existen protocolos a nivel nacional para tratar a las madres. Los propios profesionales sanitarios demandan formación.

La culpa

Lola perdió a uno de sus gemelos cuando le faltaban apenas diez días para salir de cuentas. Ya pesaban 3 kilos, pero uno de ellos se lio con el cordón umbilical. «La ecografía la veía rara. El médico daba vueltas y notaba que no sabía cómo decírmelo. Nos dijo que no había latido y mi marido no lo comprendía, hasta que le dije yo: ‘Venga, Juan Luis, que es que está muerto’. Hace ya 11 años de aquello y Lola tiene tres hijos, y aunque parece evitarlo, aún se asoman las lágrimas al recordarlo. «Era una situación muy rara, porque tenía a uno de ellos, pero me faltaba el otro. Lloraba todo el rato: lloraba dándole el pecho, me culpaba a mí misma e incluso al otro hermano, porque piensas, ‘¿y si es que este era el más fuerte?’. En su casa, todo estaba preparado para la doble llegada, y fueron sus familiares los que se encargaron de deshacerse de todo la semana que Lola pasó ingresada en el hospital.

«No se asume nunca. Yo siempre me acuerdo de él, sobre todo en los momentos importantes”, comenta Lola. Al principio, según cuenta, ni ella ni su marido podían hablar con nadie. Sí que solicitaron (y tuvieron que insistir) que pasara a verles el psicólogo del hospital público andaluz que les llevaba el embarazo. «Nos dijo las opciones que teníamos para enterrar al bebé y ya está. A mí no me sirvió de ninguna ayuda. Solo pensaba, ‘¿pero cómo voy a ir yo a la tumba de mi hijo a ponerle flores?’”.

(Nadia junto a Raúl y Rocío, sus padres. Foto: Norma Grau)

Continue reading