Tag Archives: caracetrísticas duelo perinatal

El cementerio de Zamora habilita un ‘Rinconcito Blanco’ para la inhumación de cuerpos de bebés muertos durante la gestación

Nuevo espacio para las familias que así lo deseen

El Cementerio de Zamora cuenta a partir de ahora con un espacio especial destinado a la inhumación de los restos fetales, para los padres que así lo deseen y procedentes fundamentalmente del Hospital Virgen de la Concha.

La propuesta de crear este espacio, denominado como “Rinconcito Blanco”, fue de la encargada del propio Negociado del Cementerio con el fin de disponer de un lugar específico destinado únicamente al enterramiento de estos restos fetales; de tal forma que los padres que sufren la pérdida de un hijo aún no nacido saben que cuentan con un lugar de referencia para su inhumación, lo que en muchos casos les ayuda a sobrellevar mejor esa pérdida y vivir su duelo de manera más emotiva.

La iniciativa contó desde el primer momento con el respaldo de la Concejala de Salud Pública y también con la colaboración de los propios trabajadores del Cementerio, así como de varios marmolistas de los que trabajan habitualmente en el recinto y de otros profesionales del sector.

Fuente: http://zamora3punto0.com/el-cementerio-de-zamora-habilita-un-rinconcito-blanco-para-la-inhumacion-de-restos-fetales/

Familias en duelo cuentan su experencia

Familias en duelo cuentan su experiencia personal y lo que aportan los grupos de apoyo mutuo. Agradecemos a la UNED esta entrevista. Creemos que puede ser un servicio a familias en duelo y a profesionales.

Duelo perinatal Pérdidas y duelos clandestinos. Manejo expectante en la muerte de mi primera hija.

Soy mujer. Soy psicóloga. Estoy formada, entre otras cosas, en psicología perinatal y en duelo. Acompaño a mujeres y familias desde hace más de 11 años.

Tengo 39 años, en mayo de 2020 cumpliré 40.

Hasta ahora nunca había gestado.

Mi deseo de maternidad ha recorrido un viaje oscilante que ha ido desde un deseo automático incrustado en mí solo por el hecho de ser mujer, a un deseo más conformado sobre el “cómo sí” y sobre el “no a toda costa”. Sola no. Junto a cualquiera tampoco. No necesito tener hijos o hijas. En caso de querer no necesito que sean biológicos. Sólo si encuentro la forma de compartir el proyecto y si mi cuerpo me lo permite en ese momento. Mi vida en general es satisfactoria aunque no sea madre. Si se da, bien, y si no se da, también bien.

He atravesado todos estos duelos desde mi antigua yo, hasta la actual yo. Han muerto muchos sentires de mí como madre y de mí como no madre.

Mis nociones de lo que implica ser madre también se construyeron desde una inconsciencia-ingenuidad-idealización de “juego de muñecas”. Después, con los años, aterricé en la montaña rusa que implica en la vida de toda mujer eso de tener hijas e hijos. La generosidad de cada mujer que he acompañado me ha nutrido infinitamente en este camino.

Estas historias y estos procesos que vivimos todas las mujeres, cada una a su manera, suele ser algo que se cuenta poco. Los vivimos, sin saberlo, en la clandestinidad. Ni siquiera sabemos que de eso se puede hablar. Sin embargo a todas nos pasan cosas muy similares.

Cuando además lo que sucede, es que eres madre de un bebé que se muere en los primeros meses de embarazo o antes de nacer, la clandestinidad de la vivencia pasa a ser ya lo cotidiano. Son pérdidas y duelos, en muchos casos, no autorizados, no visibilizados y silenciados. Son duelos donde las mujeres viven con más frecuencia de lo que quisiéramos violencia obstrética y sexual y abuso de poder, justo en uno de los momentos más vulnerables que una puede tener. Y eso es absolutamente terrible.

Continue reading

Mi historia de amor y dolor

Hace unos meses nació sin vida mi hijo a las 39 semanas de gestación.

Todo iba bien, pero un día, al acostarme no noté sus movimientos. Era su momento favorito para hacerme saber que estaba ahí y que estaba bien. Pensé que estaría dormido, porque era imposible que algo le pudiera pasar a esas alturas del embarazo. ¡Qué inocencia!.

Pasé mala noche, despertándome varias veces anhelando sentir la patadita que se negaba a llegar. Por la mañana seguía sin notar sus movimientos, así que decidimos ir a urgencias, con el total convencimiento de que nos dirían que todo estaba bien y podríamos irnos a casa más tranquilos. ¡Qué inocencia!.

Me pasaron con la matrona que intentó escuchar su corazón sin éxito. Una sombra de miedo se cruzó por mi mente, pero la deseché rápidamente. Tal vez el aparato no funcionase bien, porque a mi bebé no le podía haber pasado nada. ¡Qué inocencia!.

La ginecóloga comenzó a hacerme una ecografía, estaba tardando bastante, pero fueron sus palabras las que me hicieron entender lo que hasta entonces no había querido ver. Me preguntó : “¿Has venido sola? ” Y no hizo falta decir nada más. Fui consciente por primera vez de que mi hijo había muerto. Mi mundo se derrumbó y mi inocencia se esfumó para siempre, dando paso a un sentimiento de culpabilidad que todavía hoy me persigue. “Tenía que haber venido antes” “Seguro que lo podía haber evitado” “Mi misión era protegerle y no he sido capaz de hacerlo”.

Continue reading

Una escultura para honrar a los niños fallecidos durante la gestación o al poco de nacer

20/Febrero

Desde la Red el Hueco de mi Vientre hoy hemos pedido cita con la Concejala de Cultura, Mª Luisa Sanjuan. El motivo, expuesto en la solicitud, es solicitarle la colocación y financiación de una escultura donde honrar a los bebés muertos durante la gestación o al poco de nacer. Creemos que es un servicio a las familias que pasan por esta experiencia y a toda la sociedad.

Hace falta combatir el tabú social existente entorno a la muerte, especialmente la muerte perinatal.

Hacen falta espacios donde compartir experiencias de dolor, y donde seguir recordando y amando a nuestros hijos.

Esperamos que nuestra solicitud sea comprendida y podamos encontrarnos pronto con Mª Luisa Sanjuan.

Agrademos al escultor Jesús García su trabajo (https://jesusgarciatrapiello.wixsite.com/escultura). Su nieto falleció durante la gestación y él ha creado la escultura que proponemos instalar.

También hemos trasladado esta solicitud al cementerio de Ciriego, para que dicha escultura sea colocada en el Jardín de las Cenizas. Donde están  los bebés fallecidos durante la gestación (desde los 180 de gestación hacia delante) y de cuyo enterramiento se encargó en hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

 

 

 

 

Un lugar en Cádiz para honrar a los bebés fallecidos

Cádiz cuenta con un lugar donde honrar la memoria de los bebés fallecidos durante la gestación, el parto o al poco de nacer. Se trata de un árbol del Parque Genovés, un laurel donde se ha instalado una placa conmemorativa en forma de corazón con el hueco de otros corazones en su interior y la frase “Todo lo que hemos amado alguna vez profundamente se convierte en parte de nosotros”.

Continue reading

Grupo de Apoyo Mutuo en Santander

En nuestro segundo encuentro, compartiremos la caja u objetos de recuerdo de nuestros hijos. Y haremos cajas de recuerdo para ser entregadas en el hospital a familias en duelo, durante su ingreso.

Mi amor en una caja

“Este proyecto es una “caja de recuerdos” para elaborar el duelo. Nace de la terrible travesía por el duelo perinatal que estamos viviendo y cuya peculiaridad es justo esa: que no hay recuerdos”. Así lo escribe Antonia en la web del proyecto.

Clica en el siguiente enlace para visualizar este proyecto que nace de la experencia de muerte de su hijo (Félix) durante el parto:

Sobre este proyecto artístico

Me llamo Antonia y he perdido un hijo.

Hace unos meses al presentarme a alguien, puede que hubiera dicho: “Me llamo Antonia y soy profesora de Arquitectura Efímera en una Escuela de Arte”, o tal vez: “Me llamo Antonia y vivo en Córdoba”, o quizás: “Me llamo Antonia y estoy enamorada”, pero nunca pensé que la muerte de mi bebé me definiría. Ahora estoy segura de que ya nunca lo podré disociar de mi persona.

Me llamo Antonia Cobo y el 24 de Abril de 2019 falleció el bebé que esperábamos Jesús Melendo y yo, justo el día que le tocaba nacer. Estábamos ya en el hospital, en la habitación, a escasos minutos de la cesárea, y contra toda lógica, a Félix se le paró el corazón, en el transcurso de salir de una prueba de monitores y ponerme el camisón.

Así, sin más.

Desde entonces, somos funambulistas que cada día se esmeran en mantener el equilibrio.

Si te apetece ponerte en contacto conmigo, puedes escribir un comentario o hacerlo en este correo.

Amar, duelar y sanar colectivamente: una necesidad universal

Hace algunos días, leímos una noticia que de inmediato nos remitió a un pedacito de nuestra historia y fue el impulso necesario para escribir este artículo.

Un equipo de biólogos observó hace pocos meses en costas cercanas de Estados Unidos y Canadá, una afligida madre orca (que llamaron J35) llevando a su cría muerta, luchando para empujarla a través de una corriente de 4 nudos, y haciendo profundas inmersiones para recuperarla cada vez que se le caía de la cabeza y se hundía.

Apenas nacida, la cría de J35 vivió aproximadamente media hora. Ella se ha negado a dejarla ir, nadando durante 17 días con el cuerpo inerte sobre su cabeza, lo cual es una expresión de dolor que los biólogos han documentado en ballenas y delfines en todo el mundo [i].

Autora: Lori Christopher “See me”

Continue reading