Archivo de la etiqueta: duelo perinatal

La atención primaria reclama formación para atender el duelo perinatal

Girona, 28 abr (EFE).- Más del 80% de los profesionales de la atención primaria quiere recibir formación para poder atender a pacientes en el proceso del duelo perinatal, por la pérdida de un bebé durante la gestación o justo antes o después del parto.

Así lo revela una encuesta que se presenta en el congreso de la asociación de médicos de familia Camfic, que arranca este jueves en el Palacio de Congresos de Girona.

El estudio, sobre una muestra de 500 profesionales de la atención primaria, pone de relieve que la pérdida gestacional es más habitual de lo que parece y afecta también al colectivo sanitario.

Hasta un 23% de los encuestados aseguran haber sufrido las consecuencias de una pérdida gestacional, bien sea como gestantes, como parejas o como otros miembros de la familia.

En las consultas, esta situación también está más presente y “los profesionales de la atención primaria deberían estar tan acostumbrados a acompañarlo como cuando el duelo es por cualquier otra pérdida”, ha destacado la doctora de familia Alba Martínez.

Los profesionales de la primaria tienen claro que son una pieza clave en el acompañamiento del duelo perinatal, pero un 85 % de los encuestados admite que no tiene suficiente formación y un 80 % dice que querría recibirla.

Conscientes del sentimiento de soledad e incomprensión propio del duelo perinetal, la mayoría de los médicos encuestados comparte que debe evitarse un lenguaje técnico o impersonal en la consulta, y que es positivo hablar de “hijo”, “bebé” o incluso referirse por su nombre de pila si lo tiene.

Los profesionales también ven recomendable recurrir a grupos de ayuda mutua, en los que la afectada puede compartir con otras el dolor por haber perdido a un hijo antes de nacer. EFE

jfc/fl

Fuente: https://www.lavanguardia.com/vida/20220428/8229337/atencion-primaria-reclama-formacion-atender-duelo-perinatal.html

Las muertes invisibles del conflicto en Etiopía

Las muertes maternas también forman parte del duelo perinatal.

El coordinador de la unidad de pediatría del hospital rural en Gambo cuenta cómo la guerra en el país africano aumenta la mortalidad materna ante “un estremecedor silencio internacional”

Gambo (Etiopía) –  

Talile acaba de dar a luz en el hospital rural de Gambo, al sur de Etiopía. Una nueva vida llora llenando de aire sus pulmones. Sin embargo, la recién estrenada madre no puede escucharlo, se encuentra con la conciencia perdida en algún lugar entre este mundo y el más allá. Después del alumbramiento, el útero debe contraerse, pero en el caso de Talile, un fragmento de placenta ha quedado retenido y el órgano que albergaba el feto ha quedado sin fuerza para contraerse.

Las sábanas de aspecto blanquecino se tiñen de rojo. El útero de Talile sangra sin parar, generando una hemorragia posparto por atonía uterina que amenaza su vida. Las hemorragias durante y después del alumbramiento son las principales causantes del fallecimiento de las madres.

Una mujer hace fila para recibir donaciones de alimentos en la escuela primaria de Tsehaye, que se convirtió en un refugio temporal para personas desplazadas por el conflicto, en la ciudad de Shire, en Tigray, Etiopía.BAZ RATNER (REUTERS)

Sigue leyendo

Acaba de parir, sola y abandonada a su suerte en medio de una guerra

Corina Fuks

Vanesa Martínez López, se lamentaba en los medios: «Mi hija acaba de nacer, está sola, necesito ayuda para sacarla de la guerra». El hecho de que sea su hija es bastante relativo. De acuerdo con la ley española, la filiación materna está dada por el parto y ella no parió a la criatura. Ahora bien, si se refiere a que alquiló el vientre de una mujer empobrecida ucraniana para que gestara a la niña de sus sueños o deseos, esto sí es verdad. Una niña que, dado que costó mucho dinero, debía estar sana y tener un “control de calidad estricto” durante el embarazo y el parto. De hecho, “padres y madres de intención” (eufemismo que se utiliza para referirse a los arrendatarios de úteros) pueden decidir qué tiene que comer la mujer gestante, si puede cuidar de sus hijos/as en caso de enfermedad, si debe abortar o no, o si hay que practicarle una ‘reducción embrionaria’, es decir, los compradores eligen con cuántos bebés se quieren quedar (son abortos selectivos porque la mujer es inseminada con varios embriones para asegurar el embarazo), pagando un sobrecoste pueden también decidir que, sea necesario o no, el bebé nazca por cesárea, todo está especificado en el contrato.[1] Y aclaremos, no siempre hay un vínculo genético entre el bebé y los arrendatarios del útero, aunque la ley de Ucrania aparente exigirlo.

Lo que no estaba previsto en los contratos es qué podría ocurrir si se declaraba una pandemia mundial y había confinamientos masivos o si estallaba una guerra. En cualquier caso, está claro que lo que menos importa es el destino de estas mujeres, cuyos derechos humanos jamás han sido tenidos en cuenta por los mercaderes de cuerpos de jóvenes pobres y bebés. El alquiler del cuerpo de la mujer implica la totalidad de su persona, con las secuelas físicas y psicológicas que esto tiene para ellas y los bebés, especialmente cuando cada día hay mayor evidencia científica de los lazos que se crean entre la madre y la criatura durante el embarazo.

Sigue leyendo

Esmeralda

Damos las gracias a Esmeralda y Samuel, padres de Esmeralda, por este vídeo que comparten con la Red el Hueco de mi Vientre. Cuando nos lo enviaron añadieron: “Gracias por ayudarnos en nuestro duelo, hacéis una labor impresionante”

Hoy ambos ya han colaborado a sostener a otras familias en duelo que contactan con la Red.

También donaron unas cajas de recuerdo al HUMV, para que las pudieran recibir padres y madres con una muerte gestacional y neonatal de hijos/as. Pensaron que esta era la mejor forma de emplear la “hucha” que habían empezado a hacer para su hija. A muchas profesionales nos conmovió este hermoso gesto.

En esta web, publicamos esta noticia, al poco tiempo de la muerte de Esmeralda:

https://www.redelhuecodemivientre.es/vuela-alto-chiquitina-que-aui-abajo-vas-a-latir-con-muhca-fuerza/

Gracias de nuestra parte por tanto compartir. Seguro hará bien a otras familias.

El Vall d’Hebron obsequia a madres que han perdido a sus bebés

Una iniciativa solidaria, aunque triste. Algunas sanitarias del Hospital Vall d’Hebron han impulsado un proyecto por su cuenta de forma altruista para ayudar a superar el duelo a las madres que han perdido a sus bebés. Hasta el momento, han regalado ya más de 400 cajitas, llamadas Un poco de ti, a mujeres que han sufrido la muerte de su hijo entre la 28 semana de embarazo y la primera semana de vida, el denominado duelo perinatal.

Hace un año y medio, matronas, enfermeras o celadoras de este hospital empezaron a confeccionar en sus ratos libres cajas reutilizadas, forradas con papel decorativo y adornos, para que las gestantes que han sufrido la pérdida pongan dentro algún detalle en honor al desaparecido, según ha señalado el hospital a través de un comunicado este martes.

CONFECCIONAR LAS CAJITAS

“Compramos los materiales y cada vez que tenemos un momento lo dedicamos a ir confeccionando las cajitas”, ha contado Isabel Salgado, matrona y supervisora de Enfermería de Urgencias de Obstetricia y Ginecología de Vall d’Hebron.